Beneficios y Propiedades del Aceite de Almendras

El aceite de almendras es uno de los más conocidos y usados en España. Tiene un gran poder hidratante y aunque es adecuado para cualquier tipo de pieles, lo es aún más para las sensibles (también para la de los bebés). Contiene vitaminas A y E y estimula la producción de colágeno y elastina. Por lo tanto, es un excelente regenerador y ayuda a la cicatrización. Además, su textura ligera y suave ayuda a que la piel pueda absorberlo con más rapidez y eficacia.

El aceite de almendras es el aceite corporal por excelencia y se usa como base en la mayoría de los aceites de masaje. Proporciona sustancias nutritivas a la piel y evita las agresiones externas, como el frío, el viento y la excesiva limpieza con jabones irritantes. Da elasticidad y suavidad a la piel y se trata de un aceite hidratante que no tapa los poros, por lo que su uso en bebes es muy recomendable. Lo podemos encontrar en forma de tópico cosmético o procesado para tomar por vía oral. Este último se conoce como aceite de almendras dulces y está indicado principalmente para personas con problemas de tránsito intestinal por sus efectos lubricantes.
Aceite de almendras (dulces)

Es tu gran aliado para la salud y belleza

Podemos utilizarlo en forma pura (aceite esencial) o combinado (procesado -productos cosméticos-). Es un producto de nuestra cultura que lleva años utilizándose para el cuidado de la piel de los bebés, para usos cosméticos, masajes o aromaterapia.

Como en los demás casos, es preferible que haya sido extraído por primera presión en frío, que es el que mejor conserva sus propiedades (hasta 12 meses).

En el caso de las mujeres embarazadas, cuanto antes empiecen a tratar su piel, antes se beneficiarán de la elasticidad y la fuerza que proporciona. Y en el caso de padecer de estrías, la paciencia, la perseverancia y su aplicación diaria ayudará a reducirlas de forma considerable (en la mayoría de casos las estrías terminan desapareciendo).

Para qué sirve el aceite de almendras

Como hemos comentado anteriormente, se puede utilizar en cualquier tipo de piel, especialmente cuando hay algún problema de irritación y alergia. Por tanto, es muy común usar el aceite de almendras para la piel. Sus propiedades emolientes naturales lubrifican y resguardan la piel gastada, quebradiza o agrietada, y resultan un excelente calmante natural en especial si la piel está seca y/o inflamada.

Aceite de almendras durante el embarazo

Durante el embarazo se recomienda darse masajes en el vientre a diario con aceite de almendra para evitar las estrías.

Es por eso que se recomienda el uso de aceite de almendras para el embarazo y también los primeros meses después de dar a luz (aproximadamente 6-10 meses para volver a re-hidratar la piel). Sus principales aportes a nuestra dermis se deben a los poderosos ácidos grasos que contiene. Aplícalo con movimientos circulares y tendrás una piel en unas fantásticas condiciones: firme, suave, radiante y joven. Además, su alto contenido en Vitamina E lo convierte en un poderoso antioxidante. Puedes preparar una estupenda mascarilla con solo dos cucharadas mezcladas con dos de aceite de soja, una de levadura de cerveza, tres de avena y agua caliente. Sin duda, esta es una de las mejores maneras de aprovechar todos los beneficios del aceite de almendras para la cara. Podrás reducir de manera notable arrugas en tu rostro y en el cuello, así como líneas de expresión prematuras.

Pero no solo se utilizar para soluciones cutáneas. A nivel de salud, sirve para mejorar dolencias del sistema digestivo porque tiene un ligero efecto laxante, ayuda a curar quemaduras superficiales, atenuar cicatrices, tratar casos de dermatitis, psoriasis, etc… Por otro lado, se suele encontrar encontrar en la aromaterapia, donde se utiliza como aceite portador para diluir otros aceites esenciales.

Muchas mujeres lo aplican el aceite de almendras para el pelo y así conseguir más fortaleza capilar y un cabello mucho más sedoso. En el caso de tenerlo seco ayuda a hidratarlo o incluso darle más elasticidad a los rizos. A su vez, es muy efectivo para evitar la calvicie gracias a su alto contenido en ácidos grasos oleico. Solo debes aplicar unas gotas en la palma de la mano después de la cucha y pasarlas por la punta de los pelos o por el cuero cabelludo.

En nuestro rostro, también podemos utilizar el aceite de almendras para las pestañas. Si quieres tener unas pestañas más espesas y largas, puedes preparar un estupendo remedio natural con solo unas gotitas. Solo tienes que aplicar unas gotas de este aceite en tus pestañas ayudándote de tus dedos o de un cepillo de máscara de pestañas limpio que ya no utilices. Hazlo cada noche y verás como en poco tiempo tendrás unas pestañas mucho más largas y saludables.

Para qué es bueno el aceite de almendra

Sus propiedades nutritivas, suavizantes e hidratantes previenen la sequedad cutánea y restituyen la humedad normal de la piel. Se usa en formulaciones anti-estrías (incluyendo las fisuras del pezón), en fórmulas de manos resquebrajadas y es inmejorable para aplicar en pieles jóvenes como la de los bebés, donde resulta buenísimo para la supresión de la costra láctea.

Es evidente que las estrías es una de las afecciones de la piel que más afectan a mujeres y hombres. Suele darse muy frecuentemente cuando subimos o bajamos de peso muy rápidamente, como durante el embarazo. Aplica aceite de almendras para las estrías y podrás regenerar tu piel y dejarla totalmente humectada y suave.

Para que es bueno el aceite de almendras

Descubre todo lo que puede hacer por tu salud.

Finalmente, también puede ser muy efectivo para tratar problemas de acné, puntos negros o piel grasa. Cuenta con varios componentes y nutrientes que mejoran de manera visible la piel del rostro, la espalda, los hombros y el pecho.

Aceite de almendras dulces

Una variante muy conocida es el aceite de almendras dulces, que se caracteriza por su versatilidad. Puedes aplicarlo tanto en la cara, como en el cuerpo y el cabello. Si tienes un problema de piel sensible, sin duda, este es el más recomendado. Se utiliza, sobre todo, para mujeres embarazas y es perfecto si buscas aceite de almendras para bebés.

Recuerda que a la hora de elegir un aceite de almendras dulces, debes decantarte por el que se ha obtenido mediante el prensado en frío. Se prepara a una velocidad reducida y gracias a la refrigeración. Esto provoca un encarecimiento del proceso y, en consecuencia, del producto final. Sin embargo, las propiedades de la fuente original están totalmente intactas.

Sus propiedades

Ya hemos visto muchas de las aplicaciones a nivel tópico de este fantástico aceite. Para que podamos utilizarlo de este modo, debe de haberse producido gracias al prensado en frío. Solo así podremos conservar todas sus propiedades intrínsecas.

Las propiedades más destacables del aceite de almendra son...
Las proteínas, minerales como el zinc, hierro, potasio y magnesio y vitaminas A, B, E, B5, B6, la tiamina, niacina y la riboflavina.

En casos de afectaciones cutáneas inflamatorias, puede servirnos como un potente emoliente y gracias su acción hidratante, puede reducir la sequedad y el prurito. Suaviza y protege nuestra piel y nuestras mucosas y relaja y alivia la irritación, el picor y partes inflamadas.

Propiedades de la almendra

Las almendras son un fruto seco que puede aportar muchísimos beneficios para nuestra salud. Según los últimos estudios, su consumo está relacionado con una buena salud cardiovascular, con la prevención de la osteoporosis, con la regulación de los niveles de azúcar en sangre y con un equilibrio idóneo del colesterol HDL y LDL.

Entre sus principales nutrientes, podemos encontrar: proteínas, ácidos grasos esenciales, hidratos de carbono, vitamina E y del grupo B y minerales como el zinc, el sodio, el potasio, el fósforo, el magnesio y, sobre todo, el calcio.

Cómo hacer aceite de almendras

Ya hemos visto muchos de los beneficios de este increíble aceite y ahora podrás aprender cómo prepararlo de una manera sencilla y rápida.

Aceite de almendras para las ojeras

Sus beneficios para recuperar esa mirada juvenil

Ingredientes:

  • Dos tazas de almendras crudas y sin tostar
  • Dos o tres cucharadas de aceite de oliva
  • Una licuadora o batidora

Preparación:

Empezaremos agregando un puñado de almendras a la batidora o licuadora. La ponemos en marcha a una velocidad baja y vamos subiendo el ritmo conforme los trozos se hacen más pequeños. Si se quedara masa pegada a los lados del aparato, páralo y límpialo.

Sigue utilizando la licuadora hasta obtener una pasta cremosa. Entonces, añadimos el aceite de oliva. Debería bastar con una cucharada, pero si la masa se convirtiera en una bola dura, puedes añadirle un poco más. Ahora, mézclalo todo bien.

Cuando ya tengas una masa homogénea, métela en un recipiente y guárdala en un sitio seco durante unas dos semanas. Cuando haya pasado ese tiempo, el aceite se habrá separado de la crema, por lo que ya podrás utilizarlo.

Ahora que ya lo tienes, puedes utilizarlo, por ejemplo, para quitar las ojeras. Antes de irte a dormir, aplica unas gotitas en la yema de tu dedo anular y extiéndelo en la zona de las ojeras. Hazlo desde la parte del lagrimal hacia afuera y con pequeños toques, sin arrastrar ni frotar. Debes tener presente que esta zona es muy delicada. Déjalo actuar toda la noche y, por la mañana, lávate bien la cara. Pronto notarás unos resultados espectaculares.

Aceite esencial de almendras

Lo encontramos dentro de los aceites esenciales para aromaterapia (más adelante hablaremos de ella) y es la esencia de la mayoría de variedades de aceites para este tipo de prácticas.

Importante
El aceite esencial de almendras no es apto para el consumo.

Aromaterapia

Aromaterapia con aceite de almendras dulces

Un masaje relajante con aceite esencial de almendras dulces en una sesión de aromaterapia

La aromaterapia se basa en el uso de aceites esenciales por sus cualidades y propiedades medicinales. Es un líquido con una concentración de componentes volátiles aromáticos de una planta que se obtiene a través de un proceso de destilación o extracción por presión en frío.

Cada vez más centros de investigación se están asociando con facultades y farmacéuticas para trabajar con aceites esenciales, mejorando su composición y propiedades curativas como pueden ser las:

  • Antiinflamatorias
  • Anti-bacterianas
  • Antihistamínicas
  • Antiespasmódicas
  • Anti-coagulante
  • Anti virales
  • Afrodisíacas
  • Estimulantes
  • Analgésicas
  • Relajantes
  • Hipnóticas
  • Calmantes

Comprar aceite de almendras

Su uso está tan extendido que a día de hoy es muy fácil encontrarlo. Puedes comprarlo en una para-farmacia, en una droguería, herbolario y hasta en el supermercado.

Normalmente se encuentra en frascos de entre 50-10 ml,  pero en tiendas especializadas puedes encontrar botes de hasta 5 litros. Todo dependerá del uso que quieras darle.

Así que, si alguna vez te has preguntado dónde comprar aceite de almendras dulces, ahora ya sabes que es un producto tan común que lo podrás encontrar en prácticamente en cualquier tienda de comestibles naturales o en tu farmacia sin requerir receta. Sin duda, gracias a sus muchas propiedades y beneficios, siempre lo querrás tener a mano en casa.

Además de todo lo que obtenemos de su aplicación directa, podrás preparar diferentes cremas y jabones que favorecerán tu aspecto y tu salud, tanto por dentro como por fuera.

4 Comentarios

Que opinas del aceite de almendras?

A %d blogueros les gusta esto: